Andalucía ultima los presupuestos con más gasto social de su historia, según el Gobierno autonómico

Elena Páez. El Gobierno andaluz ultima el presupuesto de la comunidad autónoma andaluza para el año 2019, que prevé una expansión del gasto social y contempla la reforma fiscal para el impulso al crecimiento económico y el cumplimiento del objetivo de déficit en el 0,1%. Así se refleja en el informe que ha presentado ante el Consejo de Gobierno el consejero de Hacienda, Industria y EnergíaJuan Bravo. Éste ha explicado que se producirá un incremento presupuestario en áreas sociales, “el mayor de la historia en sanidad, educación, dependencia y empleo”. Además, el Presupuesto contemplará la restitución completa de los derechos de los empleados públicos y la consolidación plena de las plantillas en ámbitos como la Salud y la Educación.

El presupuesto de la Junta para 2019 ascenderá a 36.465 millones, un 4,9% más que el de 2018. El gasto no financiero del Presupuesto será de 32.193 millones de euros, lo que implica un crecimiento del 5,1% con respecto al de 2018. La subida de ingresos se producirá por un crecimiento de las entregas a cuenta, así como por la mejora de la recaudación mediante impuestos propios.

Respecto a aquellos crecimientos en los que la Junta de Andalucía tiene total capacidad de decisión, dejando a un lado créditos provenientes de fondos europeos y finalistas del Estado, el presupuesto de la Junta de Andalucía para gastos no financieros crecerá en algo más de 1.000 millones de euros.

De estos más de 1.000 millones de euros más para gastos, el Presupuesto de 2019 destinará 772 millones para Sanidad, más de 226 para Educación y 47 para Igualdad. En total, las partidas para Dependencia van a crecer en más de 88 millones de euros en 2019.

Salud crece un 7,7% y Educación un 3,4%. El resto de las áreas y consejerías ha realizado una redistribución más eficiente de sus recursos, equilibrándolos en comparación con 2018, con el objetivo de centrar el crecimiento disponible en las áreas anteriormente citadas, que son prioritarias para el Gobierno andaluz, lo que denota el enorme esfuerzo en materia social del Presupuesto de 2019.

El informe recoge que se suprimirán del presupuesto andaluz partidas hasta ahora “infladas”. En este sentido, bajan los créditos para operaciones de capital en Educación en 118 millones de euros con respecto a 2019, pues esa partida estaba destinada hasta ahora, en realidad, a compensar el pago de nóminas.

También se reducen en 81 millones de euros con respecto a 2018 los intereses del pago de la deuda, por estar sobredimensionados.

En el área de Empleo, el esfuerzo se centrará claramente en normalizar la ejecución de la gestión presupuestaria mediante la justificación ordenada de sus subvenciones, y en maximizar la utilización de los fondos del Estado y de la Unión Europea, para no reintegrar fondos por falta de ejecución.

Los nuevos presupuestos también establecen un control financiero más estrecho sobre la administración instrumental de la Junta de Andalucía. Las entidades instrumentales se incluirán obligatoriamente en los sistemas contables financieros de la Consejería de Hacienda. Se eliminan los presupuestos estimativos (PAIF) en los Consorcios (2020) y Agencias Empresariales (2021), aplicándoseles el mismo régimen presupuestario y contable que a las Consejerías y Agencias Administrativas.

También se aplicará una mejora del control de subvenciones mediante el fortalecimiento de la comprobación de las justificaciones y la reducción de anticipos no justificados.

El Gobierno andaluz remitirá el 16 de mayo al Consejo Consultivo el texto articulado del futuro presupuesto. Una vez que haya dictamen del Consejo Consultivo, el día 30 de mayo irá al Consejo de Gobierno el Anteproyecto de Ley de Presupuesto de la Comunidad Autónoma para su remisión, un día después, al Parlamento de Andalucía.

Ir a la fuente
Author: Elena Páez

Powered by WPeMatico